SACA PARTIDO A TUS CEJAS

maquillaje de cejas

Las cejas son uno de los elementos de nuestro rostro que más personalidad nos confieren y, desde hace poco tiempo, cada vez son más las personas que necesitan llevar unas cejas arregladas y sobre todo bien maquilladas para ver favorecido su rostro.

Maquillaje de cejas

Y es que el maquillaje de cejas está a la orden del día, ya que vemos a famosas con esas cejas tan perfectas que parecen hechas con Photoshop. Pero nada más lejos de la realidad, el truco está en saber maquillarlas bien.

Para eso es importante tener un pincel biselado o plano para maquillarlas y otro para peinarlas, unas pinzas para limpiar los pelitos que nos sobran del exterior de las cejas, y a empezar a hacer una buena elección del producto, sobre todo en lo que se refiere a el tono de la ceja y la elección del color de la sombra o el lápiz que vayamos a usar. Deberá ser un tono muy similar a nuestro tono de cejas. Ni demasiado oscuro, ya que nos marcarían demasiado el rostro y nos daría una mirada demasiado agresiva, ni tampoco demasiado claro, ya que no se notaría nada y podría quedar incluso muy artificial.

Lo primero que haremos será peinar hacia arriba las cejas para buscar esos huecos que podemos tener. En la elección al color lo ideal será elegir tonos marrones. Si es posible, que sean en polvo y sin brillos -totalmente mates-, ya que el resultado queda mucho más natural que si usamos un lápiz, aunque sea de las mismas tonalidades, puesto que la punta del lápiz siempre nos puede distorsionar la forma de la ceja y quitarnos precisión a la hora de maquillarla.

Empezaremos por la parte inferior de la ceja trazando una línea fina entre el principio de la ceja y el punto de altura, llegando hasta el final de ella. Una vez lo tengamos, cogeremos un poco más del pigmento que hayamos seleccionado y lo aplicaremos dentro de la ceja para conferirle más espesor y eliminar esos huecos que no gustan nada. Si en algún momento nos parece que hemos aplicado demasiada sombra siempre podremos difuminar.

Continuaremos el mismo procedimiento en la parte superior de la ceja intentado marcar el punto de altura sin que se nos curve. Por último, podremos usar un gel fijador para que se mantenga el doble de tiempo. Un truco será aplicar una sombra clara o, en su defecto, un corrector claro bajo la ceja, a ras de lo que hemos dibujado, para aportar definición.

Y ya sabes, lo importante es conseguir unas cejas naturales, simétricas y perfectas.

Chantal G.
Arthica.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.