QUÉ PEREZA DESMAQUILLARNOS POR LA NOCHE… ¿ES TAN IMPORTANTE?

 

Si llegas a casa después de un día de trabajo, te cambias de ropa y te desmaquillas… bien. Pero el día que sin darte cuenta te estás lavando los dientes y caes en la cuenta de que no te has desmaquillado… Tú misma luchas contra ti para ver qué haces: me desmaquillo, no me desmaquillo, luego me siento mejor, el sueño me puede… ¿quién no se ha visto en esta situación alguna vez?

Pensamos que no desmaquillarnos alguna noche no tiene importancia, pero sí la tiene. La noche es el momento en que la piel se renueva, y si no está limpia, pueden aparecer impurezas, piel apagada y sin luz, y hasta arrugas prematuras.

¿Y si recurro a las toallitas desmaquillantes? Son funcionales, pero no recomendables. Las toallitas remueven el maquillaje pero no lo retiran del todo y queda parte de suciedad en la piel. Además, algunas llevan alcohol y resecan, lo que puede hasta producir picor.

El desmaquillado con leche remueve y retira los productos cosméticos aplicados durante el día y el polvo y la suciedad que se va depositando en nuestro cutis. Eso sí, usa leche limpiadora que además de ayudarte a retirar los cosméticos, te aporte hidratación.

Tres pasos para un desmaquillaje óptimo, en cinco minutos:

1. Desmaquíllate los ojos y labios con un algodón que lleve producto desmaquillante. Te aconsejo que no pongas mucha cantidad para evitar irritación en los ojos y que lo vayas moviendo desde la ceja hacia la parte exterior del ojo para evitar dañar la piel.

Para remover los cosméticos que has puesto horas antes en la piel, primero aplica leche desmaquillante en el rostro haciendo círculos ascendentes con los dedos y luego retírala con un algodón suave.

2. Aplica el tónico con movimientos ascendentes. Lo ideal es que el tónico que utilices, además de limpiar en profundidad, te aporte agua. Es muy importante elegir un buen tónico que sea acorde con nuestro tipo de piel.

3. Aplica la crema de noche siempre con movimientos ascendentes, no lo olvides.

¡Y listo! Con el cutis limpio, tu piel estará más bonita, mejor cuidada y tú sabrás que has hecho lo mejor para ti.

Por la mañana, un último consejo: antes de ponerte la crema de día, limpia el rostro con un algodón con tónico…

¡Y a lucir cutis!

 

María J.
Arthica.com