1

QUÉ HACER CON LOS PIOJOS

qué hacer con los piojos

Los piojos son esos bichitos molestos en la cabeza que cada “x” tiempo nos avisan en el cole que hay que controlar.

Realmente, siempre están dando guerra porque se tratan de forma excesiva cuando se detectan y por olvido cuando se confía en que no hay.

La infestación de piojos se llama pediculitis. Los piojos de la cabeza se entremezclan entre los cabellos, que es donde ellos viven. Tiene un color grisáceo y no tienen alas. Se pasan de una cabeza a otra por acercamiento: al compartir cepillos, gorras o accesorios para el cabello…

El picor en la cabeza es debido a que el piojo chupa de la piel la sangre. Por lo que si pica es que hay piojo, aunque nos cueste encontrarlos.

Si eliminamos los piojos de la cabeza pero alguno se queda pegado en la ropa (por ejemplo, en un cabello que se ha caído), pueden volver a unirse a nuestra cabellera.

Las liendres –que son los huevos de los piojos- eclosionan después de siete días de incubación, lo que da lugar a la aparición de las larvas.

Os explico todo esto porque de este modo entenderéis y realizareis lavados de sábanas, fundas de sofás, y todo aquel textil que haya tenido contacto con la infestación -a 55º- en la lavadora. Si eliminamos los piojos de la cabeza pero alguno se queda pegado en la ropa (por ejemplo, en un cabello que se ha caído), pueden volver a unirse a nuestra cabellera.

Para deshacernos de los piojos del cabello, aconsejo utilizar una loción antiparasitaria. Y peinar con una liendrera. Es aconsejable que entre las púas de la liendrera enrollemos un hilo de coser, de este modo juntaremos las púas y los espacios de varias anchuras ayudarán a arrastrar las liendres y piojos. Además, al quitar el hilo, se retirarán las liendres del peine.

Las zonas a tratar con mayor interés serán detrás de las orejas, en la nuca y en la zona del flequillo.

Es aconsejable repetir el proceso a los 10 días de haberlo hecho.

Las zonas a tratar con mayor interés serán detrás de las orejas, en la nuca y en la zona del flequillo. Del mismo modo, éstas serán las zonas donde también aplicaremos el repelente para prevenir la infestación.

La pediculosis no tiene nada que ver con la falta de higiene ni tiene que ser motivo de vergüenza.

Si los detectas, comunícalo con tacto porque otro día te puede tocar a ti.

María J.
Arthica.com

Comments 1

  1. ¡Nos encanta el post que habéis realizado!
    Ayuda muchísimo a esos padres que están desesperados porque no consiguen deshacerse de los temibles bichitos.
    Nuestro consejo es ponerse siempre en manos de especialistas y a poder ser, que utilicen el dispositivo #Airalle ya que no daña el cuero cabelludo de los peques y consigue eliminar totalmente liendres y piojos. Os dejamos un enlace por si os interesa más información http://encantapiojos.com/tratamiento/
    Enhorabuena de nuevo, ¡que tengáis un fantástico día :D!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.