¿Puedo Mejorar Mi Imagen?

imagen personal

imagen personalSí, y aquí te proponemos tres pasos que te pueden ayudar:

El primer paso es verte con ojos nuevos. ¿Esto qué quiere decir?

Tienes que observar unas fotos propias como si fuese una persona que no conoces, una persona nueva que acabas de conocer.

Para esto necesitas varias fotos, que puedas hacerlas con la ayuda de alguien.

Una foto de frente, otra de espaldas y dos más, una por cada perfil. Depende de lo que quieras mejorar, las imágenes serán de cuerpo entero o solo de la cabeza.

Sobre estas mismas imágenes marca con un color aquello que te gustaría cambiar, y con otro color aquello que te gustaría potenciar o resaltar.

Es importante hacer este trabajo tu sola, sin consejeros ni “ayudantes”. Ya que tienes que seguir siendo tú misma: con tus gustos, tus características personales, etc...

Este paso no es sencillo y requiere de sinceridad, tiempo y, sobre todo, llevarlo a cabo analizando las fotos como si fuesen personas distintas la de la que aparece en las fotos y quien las observa.

El paso más importante y que más pereza da es encontrar el momento, y ya está hecho.

El segundo paso  es agrupar todo lo que has remarcado con colores en cuatro grupos:

Un primer grupo donde escribirás todo aquello que te gusta resaltar, que hace que te sientas cómoda y atractiva.

Un segundo grupo lo que tenga solución obvia y rápida (lo tienes claro)

Un tercer grupo para aquello que necesites consejo profesional, que tiene solución en un tiempo relativamente corto y te resulta bastante sencillo como objetivo.

Y un cuarto grupo para aquello que crees que te va a costar más mejorarlo o cambiarlo. También puedes ayudarte en profesionales para que te echen un cable. En este grupo tendrás lo que más te moleste, te preocupe o te cueste cambiar. Es importante planificarse unos objetivos con fechas para ir dando pasitos en esa dirección. Para cada pasito u objetivo que consigamos, tendrás previsto un premio que apoye tu satisfacción por haberlo conseguido. Te ayudara para alcanzar los siguientes.

Y por último, el tercer paso: volverás a fotografiarte para comprobar si vas en la dirección que te gustaría. Simplemente volviendo a marcar con colores como en el paso numero uno.

Estos son los tres puntos que, si los sigues, seguro que te ayudan a redirigir tu imagen hacia tus gustos y necesidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.