PELO RIZADO, ALÍATE CON TUS RIZOS

Pelo rizado

Tener el cabello rizado requiere unas atenciones especiales y nuestras madres, cuando éramos pequeñas, lo cepillaban y recogían en una coleta o trenza para tenerlo controlado. Ellas entendían que el pelo rizado era rebelde y que lo bonito era el cabello liso y domable.

Pelo rizado

¡Pues no! Cada vez se llevan más los rizos. A nosotros nos encantan los cabellos rizados y por eso queremos darte unas pautas para que luzcas tu cabello brillante, saludable y fuerte.

Vamos a empezar con el lavado:

Empieza por utilizar un champú apropiado para tu cuero cabelludo. Es muy importante que no sea cualquier champú, sino uno que cuide tu cabello desde la raíz.

El cabello rizado por su estructura suele ser más seco, así que aplica una mascarilla sobre el cabello mojado escurrido previamente.

Como curiosidad, en ocasiones yo me dejo la mascarilla puesta, aunque sea con aclarado. Me da una fijación sin endurecer y me sirve para tener el cabello mucho más suave cuando me lo enjuago. Y desde luego, para ir a la playa, imprescindible.

Cuando tu cabello aún este mojado no lo frotes con la toalla. Simplemente enróllalo y presiónalo suavemente para retirar la humedad y no encresparlo.

La espuma suele contener alcohol y resecar más el cabello, puedes poner mascarilla sin aclarado y terminar de peinarlo con la espuma o gel que acostumbres a usar.

El cabello rizado por su estructura suele ser más seco, así que aplica una mascarilla sobre el cabello mojado escurrido previamente.

Hay unos peines con púas largas que van muy bien para cabellos rizados, pues abren el rizo y te ayudan a desenredarlo. Además, de este modo también evitas quebrar las puntas con tirones y nudos.

¿Qué corte es apropiado?

Un corte escalonado da movilidad y vida a tu cabello. El rizo tiene menos peso y por ello tiene una forma menos estirada y más “efecto muelle”.

Si te gustan los cambios, los cabellos muy rizados en corto quedan preciosos y con mucho estilo. ¿Te atreves? Conseguirás llevar un cabello diferente y ganarás en comodidad.

Si te gustan los cambios, los cabellos muy rizados en corto quedan preciosos y con mucho estilo. ¿Te atreves? Conseguirás llevar un cabello diferente y ganarás en comodidad.

El secado con secador es una alternativa para potenciar el rizo. No lo toques mucho y simplemente acerca el calor a él. Mejor si la temperatura no es alta, ya que de este modo no se estropeará y resecará.

Cuando llevo el pelo rizado, en mi bolsa de aseo no falta el pulverizador. Lo uso a diario para humedecerlo y poder peinarlo con los dedos o con el peine de púas abiertas para volver a darle forma.

Y si con todos estos consejos sigues prefiriendo tener el cabello liso, hazte un tratamiento de queratina alisadora: será la solución a tus problemas con el cabello. No te lo pienses más si es tu caso.

María J. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.