La Caída del Cabello en Otoño

La caída del cabello en otoño

Para algunos el otoño es una estación triste. El verano acaba de terminar y el frío del invierno empieza a asomar en un tránsito estacional que todos identificamos por la caída de hojas de los árboles. Los paseos, parques y jardines empiezan a teñirse de marrón cubiertos por una alfombra de hojas secas que se va intensificando al mismo ritmo que las temperaturas descienden dejando atrás la alegría del verano.
La caída del cabello en otoño
Las hojas caen porque cumplen su ciclo vital y ya no son necesarias para el árbol caducifolio. Es una caída natural. Tan natural como algunos procesos que nos afectan directamente en este período de tiempo y que, a veces, nos provocan un temor infundado por su aparatosidad.

Entre ellos, la caída del cabello es especialmente significativa por cuanto el temor a su impacto en nuestra imagen puede generar preocupaciones que, en la mayoría de los casos, carecen de fundamento.

Algunos dermatólogos afirman que no está demostrado que la caída del cabello se produzca en mayor medida durante el otoño, aunque todos coinciden que es en esta época cuando se dan una serie de factores que contribuyen a este incremento. Ciertos cambios hormonales en las mujeres, el estrés de “inicio de curso”, el deterioro que puede haber provocado la exposición a factores ambientales propios del verano como el cloro de las piscinas, el exceso de sol, la sal, una dieta desequilibrada, etc…

Esta es la razón por la cual la mayoría de nosotras solemos comprobar como en nuestro cepillo se queda mayor número de pelo enredado de lo habitual.

Sea una u otra causa lo importante es saber que se trata de un proceso normal, por lo que no hay que asustarse si vemos más pelo en el cepillo, la ducha o la almohada durante esta época.

El ciclo de vida del pelo puede dividirse en tres fases: la de crecimiento (fase anágena), la de transición (fase catágena) y la de reposo o caída (fase telógena). Este proceso se va repitiendo en la vida de cada pelo, por lo que es normal que cada día caigan cabellos a la vez que nacen otros nuevos.

Lo habitual es que cada día caigan entre cincuenta y cien cabellos, por lo que salvo que observes una caída prolongada, al menos durante tres meses, de un número mayor de pelos, no debes preocuparte.

Se trata de un proceso normal, por lo que no hay que asustarse si vemos más pelo en el cepillo, la ducha o la almohada durante esta época.
Eso sí, si quieres mantener el pelo en las mejores condiciones hay una serie de hábitos que te ayudaran en cualquier momento, especialmente en esta época.

Uno de ellos, fácil de hacer y que además te relajará mucho, es masajear el cuero cabelludo para estimular la circulación sanguínea.
Otro, que no sólo es útil para evitar la caída excesiva del cabello, es el de evitar las llamadas “dietas restrictivas”, que representan una de las principales causas de caída del cabello: Regresamos del verano y las vacaciones con más peso del que nos gustaría y tratamos de recuperar nuestro “peso ideal” sin el cuidar demasiado la forma de hacerlo, con dietas que, en ocasiones, nos privan de los nutrientes necesarios para que nuestro pelo crezca y se mantenga sano.

Y, finalmente… evita el estrés.

¡Relájate! Esto siempre es bueno, pero piensa que el estrés, tanto físico como emocional, además de muchos otros efectos no deseados, repercute rápidamente en la salud de nuestro pelo. O lo que es lo mismo, tomarse las cosas con calma, descansar suficientemente y estar lo más relajada posible es una de las costumbres que más ayudara a mantener un pelo fuerte y sano.

tomarse las cosas con calma, descansar suficientemente y estar lo más relajada posible es una de las costumbres que más ayudara a mantener un pelo fuerte y sano.

Si sigues estos hábitos seguro que serás de aquellas otras personas que, como yo, disfrutan de esta época en la que el aire fresco y los distintos colores que nos regala la naturaleza logran dibujar una sonrisa en momentos inesperados… mientras recordamos aquella frase de Albert Camus:
“El otoño es una segunda primavera, cuando cada hoja es una flor”

 

Arthica

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.