¿En primavera, qué hago con mi pelo?

Primavera

Ya va cambiando el clima y se va notando que nos acercamos al verano, los días se hacen más largos, cada vez hace más calor y la temperatura empieza a invitarnos a ir a la playa o a la piscina y a tumbarnos plácidamente al sol antes de tomar un buen baño…, y es que estamos en plena primavera y a las puertas del verano.

Primavera

¡A quién no le apetece!, ¿verdad?. Eso sí, lo único que hay que tener en cuenta es que los rayos ultravioletas del sol, las altas temperaturas, el cloro de la piscina, el agua salada de la playa… suponen verdaderas agresiones para nuestro cabello, lo deshidratan, lo resecan, lo quiebran y, en definitiva, lo debilitan. Así que, si queremos disfrutar del verano sin que nos pase factura a nuestro pelo, es importante empezar a tomar ya las medidas adecuadas para protegerlo y mantenerlo fuerte y suficientemente preparado.

Para ello, es importante tener en cuenta que el cabello rubio, en general, es más débil que el cabello moreno, ya que éste está cargado de melanina (que es el pigmento responsable de que el cabello sea más oscuro) que actúa como filtro y protector solar.

Si tienes el cabello tintado o decolorado, ten en cuenta que los tintes y decolorantes alteran el ph del cabello y debilitan ligeramente la capa de queratina que se encuentra en el cabello, por lo que es aconsejable aplicarse tratamientos específicos para que lo fortalezcan. También puedes aplicarte reestructurantes de la fibra capilar y, por supuesto, protectores solares para largas exposiciones al sol.

Los rayos ultravioletas del sol, las altas temperaturas, el cloro de la piscina, el agua salada de la playa… suponen verdaderas agresiones para nuestro cabello

Ten siempre en cuenta que una alimentación equilibrada no sólo mejora nuestra salud en general, sino que también influye muy positivamente en el cabello, permitiéndonos mantenerlo sano y bonito. Y ten cuidado con las “dietas milagro”, porque pueden provocar desequilibrios que afecten al cabello al modificar los elementos que lo componen.

Aunque el uso del secador o la plancha no afectan directamente a la caída del cabello, dado que no trabajan la raíz, sí es importante que controles la temperatura y la fijación del calor, puesto que las altas temperaturas sí pueden dañar la cutícula.
Así que, ya sabes, cuida tu cabello en este mes previo al verano, y lo agradecerás durante el verano y… el resto del año.

María J.
Arthica.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.